40,000 empleados gubernamentales a la calle, ¿y después qué? Erradiquemos el cortoplacismo

02Mar09

queue-for-job-by-le-haricotPor Ricardo Martínez Rivera, MBA
Para IPEC

“El cortoplacismo es un abrasivo que hipoteca el futuro de la empresa y erosiona a la larga tanto los resultados como a la persona. Nada grande o importante se construye a corto plazo.”
-José Medina, columnista del diario económico CincoDias.com

Tras una reunión de ejecutivos del gobierno de Puerto Rico con las casas de calificación crediticia (Moody’s, Standard & Poors), parece que la reducción de gastos de nómina del gobierno central cobra más fuerza.

Antes de entrar en juicios categóricos, les recuerdo que Puerto Rico sufre tanto de estanflación como del llamado efecto expulsión (“crowding-out”) que suele ocurrir cuando el gasto o inversión del gobierno desalienta al capital privado al extraerle grandes tasas impositivas.

A continuación quisiera compartir con ustedes lo que a mi entender es una aproximación radiográfica de cómo el bajo rendimiento de algunos (o muchos) empleados públicos afecta a la economía:

1.    El gobierno de Puerto Rico, no tan sólo es el principal inversionista en la economía sino que a la vez es el mayor patrono desde la década de los 1970.

2.    Sabemos la cuestionable agilidad con la que el sector público (comenzando desde el legislativo) mueve la economía de Puerto Rico, siendo mayormente un detractor de la actividad económica (sobre-legislación, tiempos de espera, cuellos de botella, actitudes, desenfoque de tareas, etc.)

3.    El bajo rendimiento del sector público tiene un efecto exponencial, cuando el contribuyente tiene que financiar ese desfase donde el empleado público gana más por menos horas trabajo (todos lo hemos experimentado en ARPE, Hacienda, UPR, etc.)

4.    Esta espiral inhibe al gobierno de invertir en proyectos de infraestructura productiva para el desarrollo económico a largo plazo (tanto para dejar a la próxima generación con un pais verdaderamente desarrollado, como para dotar a nuestras empresas con ventajas competitivas, economías de escala y eficiencias).

5.    Para mantener los cientos de miles de empleados públicos, el gobierno acude a aumentar los recaudos en base a contribución sobre ingreso (o impuesto al consumo, IVU), donde se penalizan a empresas e individuos con tasas superando el 40%. Cuando no es suficiente, se acude a la herramienta fiscal de la emisión de bonos, incrementando los costos de administración pública al sumarse la tasa de interés.

6.    Estas empresas e individuos, entonces tienen al estado como su “socio”, donde en lugar de invertir en la economía (con la creación de empresas, puestos de trabajo o “new ventures”), rendirán el 40% de su planilla al gobierno. La empresa se verá inhibida tanto de contratar y formar al capital humano como de adquirir tecnologías que nos incrementen las economías de escala.

7.    Consecuentemente, se desalienta el trabajo, por ello el desempleo alcanza el 12% (cifra oficial) junto con la tasa de ocupación rondando el 44% (mientras que en los EE.UU. promedia el 60%).

8.    El gobierno recauda ese dinero el cual volviendo al paso #1, lo utilizará cada vez más con menor eficiencia perpetuando el ciclo de ineficiencias que empobrecen cada año al contribuyente puertorriqueño (o sea, el “stockholder” de la organización llamada Puerto Rico)

unemployment-line-749345No eliminar sino mejorar

Como verán es un hecho que para llegar a nuestras metas estratégicas como pueblo, debemos realizar una transformación del recurso humano en el gobierno. En lugar de hablar de eliminación de plazas, hablemos de sustitución y mejoramiento de éstas. Propongo tres (3) medidas inmediatas para contrarrestar el efecto negativo de las desviaciones generadas por la pobre gestión de los recursos del estado que tan asociada está al déficit del gobierno.

Un privilegio no un derecho

En un sistema de evaluación con rudimentos de capital humano dentro del gobierno basado en la meritocracia, un sistema utilizado en Singapur y Finlandia. Para ello, es inminente establecer un flujo-grama del trabajo a institucionalizarse con la re-ingeniería de la administración pública (favorablemente bajo los parámetros de un presupuesto base-cero). Después de un juicio cuantificado (que disminuya las probabilidades de discrimen), el gobierno podrá determinar quiénes son los “menos aptos” y proceder con los despidos masivos de estos empleados no-cualificados. Por otro lado, todo aquel que no pierda su puesto, se le estaría enviando un mensaje contundente acerca del nivel alto de aptitud, eficacia y profesionalismo que conlleva para ser empleado de la administración pública.

“Damage Control”

Debemos percibir esta coyuntura de crisis como la oportunidad para realizar el cambio de raíz que sienten las bases para el repunte de la economía puertorriqueña. Supongamos que finalmente el gobierno despida a 40,000 empleados reduciendo tanto el costo de esos salarios como la probabilidad de desviaciones presupuestarias causadas por empleados ineficientes. Ahora bien, una fracción de esa partida de dinero que se ahorró debe destinarse a mejorar incentivos y recompensas (salariales y no-salariales, nuevamente a quiénes lo merezcan). De esta manera, el gobierno no tan sólo podrá disminuir déficits sino que también estaría institucionalizando un mecanismo para evitarlos en el futuro.

Darwinismo en el capital humano

En segundo, una vez el sector público se haya quedado con sus “mejores” (y mejor incentivados), se procede al insumo de nuevos talentos. Esta medida inyectará al gobierno de un nuevo “know-how” y visión más fresca al ejecutar la estrategia de gestión pública para los contribuyentes puertorriqueños (nuevamente, los “stockholders”). Ciertamente, un 90% de este nuevo talento debe poseer estudios graduados y nivel apto para implementar instrumentos provenientes de las ciencias económicas y gerenciales. Esta táctica puede ser eficaz en cuanto a eliminar los estilos del pasado y dinamizar los procesos.

A través de éste diálogo, pretendo que mi interlocutor mentalice que no se deben eliminar plazas sólo por impactar la finanzas públicas y cumplir con las medidas de Moody’s. El problema del exceso de empleados públicos solamente es la primera capa de la cebolla, por lo que amerita un análisis más profundo (“root-cause analysis”). El problema no es el exceso de empleados sino la falta de empleados gubernamentales con capacidad y motivación de impactar a nuestro país. Ya en la antigüedad estrategas resaltaban al capital humano como piedra angular del éxito de las civilizaciones. Alceo de Mitilene decía “hombres valientes son la torre de defensa más fuertes de una ciudad”. Por lo tanto, en Puerto Rico necesitamos que “aptos servidores públicos sean los facilitadores del repunte económico de nuestra Isla”, restaurando la confianza del gran país exportador que somos.

Durante esta intervención les he dado una evaluación (“assessment”) de la situación, destacando el “qué” se puede mejorar. Para la próxima, nos adentraremos en el “cómo” mejorarlas con formulaciones estratégicas e implementación.

Primera foto de Flickr.com: Queue for job por le Haricot. Segunda foto de France Press 06-02-2009: Varios desempleados buscan trabajo en una oficina de empleo en Chicago en el día en que se ha sabido que la tasa de paro ha alcanzado los peores niveles desde 1992.



2 Responses to “40,000 empleados gubernamentales a la calle, ¿y después qué? Erradiquemos el cortoplacismo”

  1. 1 Miguel Nicolás

    Me gusta mucho el análisis… sólo que no se tomó en consideración que el ahorro del despido de 40,000 empleados no es real. Los beneficios de desempleo entrán automáticamente, por lo que debe tomarse en consideración. Pero tengo que decir, que sacar el término de “crowding-out” es esencial. Los legisladores del país no se dan cuenta que en Puerto Rico ya no hay economía, interna ni con otros. Hasta que eso no cambie… estaremos creando una división gigante entre los ricos y pobres. Típico de un país Latinoamericano…

  2. 2 Ricardo J. Martinez Rivera, MBA

    Estimados Miguel Nicolás e Ian Javier,

    Gracias por sus comentarios y respaldo a nuestro blog.
    Les aviso que a partir del 8 de abril estaremos publicando la 3ª edición del mismo, la cuál girará en torno al G-20.

    Como es de costumbre esperamos sus sugerencias. Nuevamente gracias por su participación y los esperamos…

    Buena lectura!!!

    Grupo IPEC


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: